Quienes me conozcan saben que hay muchas cosas del mundo de la publicidad (y del mundo en general) que no me gustan. Cuando estás en un grupo en el que no te gusta cómo funcionan algunas cosas tienes dos opciones: marcharte (y dejar que la gente que no actúa bien sea más numerosa) o quedarte e intentar cambiar algo.

Seguir leyendo

Hace tiempo que no escribo por aquí, mis disculpas a los posibles lectores ansiosos de contenido ( 😀 ) pero el curso de desarrollo web es cada vez más complicado.

Hoy me apetece dejar mi humilde opinión sobre la moda de los virales, a raíz del caso del Pelo Pantene y del de Freddy, el dueño de La Coru(ña). Todo empezó con el famoso Amo a Laura, con el que la MTV se promocionó hace unos años. Era el sueño de cualquier marca: hablaban de ellos hasta en los telediarios y con un coste muy bajo (ya que no tenían que pagar inserciones, los propios usuarios extendían el virus voluntariamente). El problema fue que desde entonces todo el mundo llega a las agencias (como comentan en Yorokobu) pidiendo otro Amo a Laura y eso ni es fácil ni está exento de riesgos.

A veces parece que los virales se creen a lo loco, sin pensar en la posible reacción del público. El anunciante quiere que al público le haga gracia el viral que se les ocurre, y se ciega ante la posibilidad de que les parezca ofensivo, fuera de tono, etc.

Seguir leyendo

Me he pasado el día en el que Google aplicaba su anunciado rediseño de las páginas de búsquedas en mi ex-facultad de Publicidad en Pontevedra. Allí seestán celebrando (hoy y mañana) unas jornadas (tituladas EmpreGO!) sobre publicidad y creatividad y la búsqueda de trabajo en este campo.

Ha habido charlas de Mª José Arrojo (Subdirectora Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre), Luis Alcántara (Alcántara & Partners), Eduardo Lozano (creativo freelance), Concha Wert (Club de Creativos), Jaime Conde (Quattro IDCP) y María Rodríguez* (Marujas Creativas). Seguir leyendo