¿Has creado un rectángulo con las esquinas redondeadas y no eres capaz de modificarlo sin que esas bonitas esquinas acaben convirtiéndose en aberraciones?

Eso me pasaba a mí también, hasta que encontré este artículo que explica cómo solucionarlo. La verdad, debo reconocer que me da vergüenza que no se me hubiera ocurrido antes.

Seguir leyendo