Sí, el titular es muy sensacionalista. Pero la verdad es que con la salida al mercado de su libro Todo va a cambiar, Enrique Dans la ha liado parda, como se suele decir. Ha hecho todo lo que siempre había criticado, aunque intente disimularlo.

Para quien no lo conozca, Enrique Dans (o Edans para los amigos) es un blogger muy famoso en España, un “experto” en la web 2.0, que dedica la gran mayoría de sus intervenciones en la red (así como en el propio libro que acaba de lanzar) a luchar contra la tiranía de los derechos de autor, a favor de las redes P2P, de la cultura libre, etc.

Pues bien, recientemente ha publicado un post en su blog intentando justificarse por sacar el libro. El hecho de que se justifique por sacar el libro ya indica que algo le huele que no cuadra mucho.

Merece especial atención este párrafo de esa entrada:

Además, el efecto colateral de regalar el libro sería una disminución de ventas, lo cual haría que mi editorial estuviese menos contenta, y por tanto, disminuyese su nivel de apuesta. ¿Me interesa? Es evidente que no.

Con sólo unas líneas ha echado por tierra toda la coherencia que (pudiera) tener. Lleva años pregonando que las descargas P2P de música no sólo no perjudican la venta de discos, sino que hace que aumenten… pero eso no se aplica para su libro.

Lleva años diciendo que “comprarse un CD es de gilipollas” (enlazando a David Summers)

no deberías comprarte ningún disco, pero eso ya nos hemos hartado de decirlo en infinidad de ocasiones

porque para qué comprarlo si lo puedes descargar y no es “más que una cadena de bits”… pero eso no se aplica a su libro, que no pone en formato digital para su descarga ya que “no le hace falta” (y por la citada disminución en las ventas).

Recientemente criticaba la política de precios de la editorial MacMillan en Amazon con sus libros electrónicos, llevándose las manos a la cabeza (con toda la lógica) porque un libro electrónico costara 13 dólares si no tiene los costes de impresión, distribución, etc de los libros impresos… pero eso no se aplica para su libro, que se vende a 13 euros en la AppStore.

Lleva años criticando el DRM y todo aquello que signifique poner trabas al uso que quiera hacer el público de aquello que ha comprado… pero eso no se aplica para su libro, que se vende en la AppStore (sistema absolutamente cerrado).

Eso es coherencia, sí señor.

Estas y muchísimas otras contradicciones me han parecido bastante curiosas. Aunque no menos curiosos son algunos de sus lectores/seguidores que, más papistas que el papa, le defienden ahora usando justamente los mismos argumentos que no eran válidos cuando se aplicaban al sector del cine, la música o incluso a escritores (que no fueran el propio Dans, claro).

A la vista de su coherencia, si hubiera sacado un disco ahora mismo estaría manifestándose con la SGAE de la mano de Rosario Flores, Ramoncín y compañía.

PD: No se debe sacar como conclusión de mis críticas que yo esté más o menos a favor de la SGAE, unos derechos de autor más o menos rígidos, etc. Mi opinión sobre esos temas me la reservo, aunque tampoco creo que a nadie le interese.

Deja un comentario

Facebook