Hace tiempo que no escribo por aqu√≠, mis disculpas a los posibles lectores ansiosos de contenido ( ūüėÄ ) pero el curso de desarrollo web es cada vez m√°s complicado.

Hoy me apetece dejar mi humilde opini√≥n sobre la moda de los virales, a ra√≠z del caso del Pelo Pantene y del de Freddy, el due√Īo de La Coru(√Īa). Todo empez√≥ con el famoso Amo a Laura, con el que la MTV se promocion√≥ hace unos a√Īos. Era el sue√Īo de cualquier marca: hablaban de ellos hasta en los telediarios y con un coste muy bajo (ya que no ten√≠an que pagar inserciones, los propios usuarios extend√≠an el virus voluntariamente). El problema fue que desde entonces todo el mundo llega a las agencias (como comentan en Yorokobu) pidiendo otro Amo a Laura y eso ni es f√°cil ni est√° exento de riesgos.

A veces parece que los virales se creen a lo loco, sin pensar en la posible reacci√≥n del p√ļblico. El anunciante quiere que al p√ļblico le haga gracia el viral que se les ocurre, y se ciega ante la posibilidad de que les parezca ofensivo, fuera de tono, etc.

Uno de los primeros casos fue el robo de la silla de Zapatero. Detr√°s de este viral estaba la misma agencia que cre√≥ el Amo a Laura, pero en esta ocasi√≥n el efecto fue el contrario al deseado: nada m√°s y nada menos que una agencia dependiente de la ONU tuvo que pedir disculpas p√ļblicamente por esta acci√≥n, el trabajo del funcionario del Congreso que les facilit√≥ el acceso corri√≥ serio peligro (desconozco si finalmente fue despedido o no) y de lo que menos habl√≥ la gente fue de la bienintencionada campa√Īa solidaria que se pretend√≠a publicitar.

Otro caso que viv√≠ de cerca fue el de la pel√≠cula Corrupci√≥n en Miami. En este caso, crearon una falsa campa√Īa contra la corrupci√≥n y la especulaci√≥n urban√≠sticas. El mal gusto y la falta de √©tica llegaron en este caso, en mi opini√≥n, a l√≠mites muy elevados. Se frivolizaba un problema que a√ļn hoy en d√≠a azota a Espa√Īa (responsable en buena parte de la crisis actual) para anunciar una pel√≠cula (no muy merecedora de un Oscar, por cierto). Mucha gente lleg√≥ a unirse a esa campa√Īa con toda su buena voluntad, pensando que ten√≠a objetivos nobles, para descubrir luego que todo era una excusa para promocionar la pel√≠cula. Algunos cre√≠an inocente y ciegamente que la productora hab√≠a creado ese movimiento de buena fe y lo iba a seguir apoyando despu√©s de la pel√≠cula… Hoy, no queda nada de todo aquello, ni siquiera el dominio. Bueno, algo s√≠ queda… a√ļn quedan los v√≠deos que subieron a Youtube, que obtuvieron comentarios tan agradables como este:

me ten√©is de spam hasta las pelotas. Puto marketing viral de los cojones. Pienso reenviar vuestro email a la guardia civil a ver si le hace tanta gracia. Ya tengo suficiente de spam para que encima me lo hagan desde espa√Īa. ATxC.

Al ayuntamiento de A Coru√Īa parece que la campa√Īa de El Freddy tampoco le ha salido bien de todo. En su p√°gina de facebook o en noticias donde se habla de la campa√Īa abundan comentarios de gente pregunt√°ndose por el coste de la campa√Īa, indignada porque para pedir civismo se haya empapelado la ciudad, etc. Adem√°s, con la cercan√≠a de las elecciones locales, la imagen del alcalde Losada no sale muy bien parada, ya que mucha gente ve esta acci√≥n como propaganda electoral encubierta y pagada con dinero p√ļblico.

Lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal

Y con esto llego a la segunda parte de este post, una frase muy popular y que he visto en varias ocasiones estos d√≠as, hablando de la campa√Īa coru√Īesa: “Lo importante es que hablen de ti aunque sea mal”. ¬ŅA alguien le suena el concepto de Imagen de Marca? ¬ŅAlguien se acuerda del reciente caso deToyota? Si algo se hizo en ese caso fue hablar de Toyota, pero no creo que los responsables de la marca estuvieran muy contentos por eso, ya que su imagen de marca fiable, labrada durante muchos a√Īos de esfuerzo, cay√≥ por los suelos en cuesti√≥n de d√≠as.

Casos como este hay muchos, y deber√≠an estar en la mente de quienes crean virales alegremente, sin pensar en que se puedan volver en su contra. El fin de la publicidad no es llamar la atenci√≥n y conseguir repercusi√≥n medi√°tica. Ese es el medio para conseguir que la marca sea conocida y apreciada. Si consigues que todo el mundo conozca tu marca por algo malo… no est√°s haciendo buena publicidad.

Esta entrada fue publicada en General

Deja un comentario

Facebook