Cuando llevas un cierto tiempo editando CSS te das cuenta de una cosa: hay código que repites mucho, especialmente si usas algún tipo de framework. Tarde o temprano te dices: “Sería genial poder automatizar el código, que dando una simple orden se insertara ese código repetitivo”… Bueno, en resumen, en eso consisten SASS y LESS.

SASS y LESS son preprocesadores de CSS que añaden nuevas funcionalidades al lenguaje CSS (variables, funciones, condicionales…). Lo mejor de todo es que generan código CSS completamente normal, por lo que ni tú ni tus usuarios tendréis que hacer nada para que tus webs funcionen. Tampoco tendrás que pasarte meses estudiando documentación, ya que su funcionamiento es muy fácil. Veamos qué posibilidades nos ofrecen y en qué se diferencian.

Seguir leyendo

¿Has creado un rectángulo con las esquinas redondeadas y no eres capaz de modificarlo sin que esas bonitas esquinas acaben convirtiéndose en aberraciones?

Eso me pasaba a mí también, hasta que encontré este artículo que explica cómo solucionarlo. La verdad, debo reconocer que me da vergüenza que no se me hubiera ocurrido antes.

Seguir leyendo

Hace tiempo que venía teniendo problemas con algunas fuentes tipográficas en Photoshop e Illustrator. Supuestamente estaban bien instaladas y me aparecían en la lista de fuentes disponibles pero, si intentaba seleccionarlas, el programa me saltaba a la fuente activa anteriormente y no me dejaba usarla.

Probé muchas cosas: reinstalar las fuentes con el archivo original, reinstalarlas con archivos de otro origen, reinstalar el Illustrator por completo… nada funcionaba. Luego me di cuenta de que las fuentes sí estaban bien instaladas en el sistema, ya que funcionaban en otros programas, por lo que el problema era seguro de Adobe. NOTA: Si, no me di cuenta antes de eso, ya veis cuánto uso otros programas de windows que no sean los de Adobe…

Seguir leyendo

Hace unos días descubrí una nueva posibilidad que ofrece HTML5: enlazar a una hoja de estilos diferente (o varias) si el usuario tiene desactivado JavaScript.

¿Cómo se puede conseguir? Muy fácil: poniendo el link al archivo CSS dentro de una etiqueta <noscript>. Esto, antes de HTML5, no era correcto. En la nueva versión, está aceptado.

Esta opción, que estaba deseando que existiera, la descubrí de casualidad mientras leía la documentación de adapt.js, un “compañero” de 960.gs para adaptar las páginas a dispositivos con diferentes pantallas (móviles, tablets, etc). De hecho, usan esta opción para servir el CSS por defecto.

Seguir leyendo